lunes, 3 de diciembre de 2007

Primera mitad de la semana pasada

Hola, gente!!

Aquí estoy, ya, en el piso nuevo, por fin!!! Ganas tenía de estar en un sitio en el que puedes salir a darte un paseo y ver que hay vida allá fuera :-) Además, ya se acabaron las mañanas de atascos y las tardes de vuelvetúveteasaberaquéhora. La semana ha sido muy movida, como era de esperar, pero creo que comienza una etapa un poco más relajada y menos aburrida.
La semana pasada ha ido como sigue:


Lunes - IKEA 2ª parte


Después de la última experiencia, esto ya era pan comido. Llegamos a las 20h y cerraban a las 22h, así que la complicación tenía que ser 0. Cogimos el carrito plano y, cómo vamos a querer subir, así que nos colamos por la salida para no dar tanta vuelta. El ikea es un desierto los lunes a última hora, por si alguien quiere acercarse :-D comenzamos la vuelta al revés, pero parece un vicio y no puedes parar... "mira esto qué mono", "mira esto otro qué bien quedaría...", para subir, cómo subir? si las escaleras mecánicas son todas para bajar, a quién se le ocurre dar la vuelta al revés. Un señor muy amable, de estos que van vestidos de suecos, aunque sean ingleses, nos indica un ascensor escondido y preparado para todos aquellos osados que deciden hacer la vuelta al revés. Soltamos el carro y nos vamos a elegir las lámparas, bueno, digo las porque primero fue una, luego otra, luego otra y finalmente, la que compramos. Y es que se puede cambiar de opinión muchas veces en el Ikea. A la vuelta de las compritas, una gymkhana a ver dónde habíamos dejado el carro, y como el recorrido es un laberinto terminas girando sobre ti mismo. Carrito y pequeñas cosas finalizadas. Vamos a por las grandes, ahora ya en dirección correcta y todo ok. Aquello estaba tan desierto que si hubiera camellos, cardos y dunas no me extrañaría, salvo por los habitantes vestidos de amarillo y azul.
En este caso, todo entró bien en el coche. Me quedé sin ver por el retrovisor de atrás, pero todo OK.
Compra completada al 100%.


Tiempo 2horas y 20 minutos.


Tiempo total de compra: 7horas y 20 minutos.


Conclusión: El Escorial lo compraron en Ikea



Martes y miércoles


Días de trajín, de trae-lleva cosas a la casa nueva... sal de trabajar, llévate bolsas de bolsas y cajas con cosas y más cosas al piso nuevo.


Esto es un reflejo de cómo estaba la habitación. Aunque a simple vista parezca el basurero municipal, el caso es que esas bolsas eran lo más a mano que teníamos para transportar todos los objetos de una casa a otra. En Milton Keynes nos las habrían tirado a reciclar (bolsas rosas) y las bolsas negras las habrían tirado a la basura... pero como la foto no era del viernes, no pasó el camión de la basura! :-P

Falta el jueves, que fue el día grande y el viernes, que fue el día después del grande. Lo escribo mañana, porque tengo que madrugar y ya me estoy cayendo de sueño... Por aquí, la casa ya empieza a tomar forma, pondré algunas fotillos para que podáis ver el estilo Ikea de la misma!

Un abrazo a todos y hasta mañana!


2 comentarios:

JavierL dijo...

Hola otra vez! Veo que sigues teniendo un romance de amor-odio con el IKEA. Menos mal que te entró toda la compra en el coche, si nó, ya te veo desmontando el asiento del copiloto ;-) como en los viejos tiempos, jajaja...
Disfruta del nuevo piso!!
Hasta luego.

m0rt0n dijo...

No te creas que no me acorde... y me entro anhelo por los viejos tiempos, cuando llevaba un copiloto sentado en el suelo del coche... que tiempos aquellosXDD