lunes, 23 de febrero de 2009

Uno de venta de bicis...

Saben de aquel que díu que va un español y pone un anuncio en internet para vender su bici y queda con un mejicano, un francés y un chino para enseñarle sus bicis. Y va el mejicano y dice: "ándale, ándale, mano... pues vaya bicis que vendes, que se caen a cachos! luego vuelvo y te la compro", y luego va el francés coge la bici, se da una vuelta y dice: "No, no te la compro porque está muy mal, es para mi mujer y es demasiado insegura".

En esto que ya llega el chino, media hora antes y por casualidades del azar, voy y le veo fuera intentando llamar (el timbre no funciona)... salgo, me presento y el chino se presenta y resulta que es tartamudo!! le cuento un poco que a la bici que va a probar se le cae un pedal y que tenga cuidado al probarla. Se intenta subir, no puede, se baja y dice que el si-si-si-siillín está mu-mu-mu-muuy alto, entro a casa, cojo una llave inglesa, salgo y le bajo el sillín. Se sube y se vuelve a bajar, casi se cae. Dice, que ha-ha-haace mu-mu-mu-muucho que no monta en bi-bi-bi-biiici. Que cómo se cambian las marchas. En esto había llegado mi colega Iñaki y me ayuda a hacerle una demostración al chino de cómo cambiar las marchas. El chino me da 10 libras y me dice que son co-co-co-coomo depósito. Vale, bien. Se sube, se cae y casi se deshueva! ufff! Le repito de nuevo que tenga cuidado, que el pedal está suelto y se puede hacer daño, pero como tampoco entiende inglés el chino, le da igual... se sube y va dando bandazos con la bici 10 metros y se va de lado...uyss! A esto, ya llevaba 20 minutos intentando venderle la bici al chino.

Vuelve y dice que los frenos están muy flojos, que si se los puedo a-a-aapretar. Voy, entro en casa, cojo un alicate y se los aprieto un poco. Vuelve a subirse a la bici, va dando unas pedaladas y 20 metros más allá el pedal... fuera! Ahí tienes al chino volviendo con la bici de una mano y el pedal del otro. "Te lo dije, chino!".

Me dice que si puede probar la otra bici y le digo que vale. Que si puedo cambiar el piñón para subir la cu-cu-cu-cuueesta (5 minutos para toda la frase, claro). Le cambio el piñón y le digo que esa bici lo único que tiene es que hace un poquito de ruido (o lo que es la traducción, es que las marchas están echas un cisco y de cada 3 pedaladas, una la das al aire). Se sube el chino a la bici y vuelve a caer peligrosamente sobre la barra central (ufff!). Intenta subir la cuesta... se baja, 3r intento, da dos pedaladas y la 3ª al aire! chino que vuelve a caer.

Vuelve, que la palanca de cambios está suelta ("sí, sí, lo está y te lo dije!"), entro en casa, cojo una cinta aislante, salgo y le pego un envuelto a la palanca de cambios que ya no se vuelve a mover en la vida o hasta que llueva y se humedezca. "Tas contentín?". Vamos pa llá, el chino que comienza a dar vueltas en llano, le habrá compensado el peso la cinta aislante, supongo y ya que no se cae... le digo: "qué tal?", bi-bi-bi-biiien. Digo, vale vamos por buen camino... (van 40 minutos hasta este punto)

Se baja y vuelve de nuevo... que cómo arreglar los cambios. Le digo: "Mira, te la rebajo 1 libra y te doy esta cadena (oxidada con el candado duro igual que la que tenía cuando me robaron las otras bicis) y te llevas YA la bici. (la parte en paréntesis la pensé; pero no la dije).

El chino que acepta, le doy la cadena oxidada y la llave me da la pasta, se va... se intenta subir a la bici y se cae... coge la bici y se la lleva de la mano.

Tres cuartos de hora para venderle una bici a un chino tartamudo que no sabe montar en bici no tienen precio.

Un abrazo a to2 y tod4s!

P.S. Lo peor no fue sólo eso, sino el tenerle conectado en el chat de GMail al día siguiente...

4 comentarios:

Diego dijo...

Vaya soba! Eso sí q es voluntad de venta, y por parte del chino voluntad de hacer el ridiculo, jeje. Te veo en el rastro de m4dr1d en plan "venga reinas q no lo vendo q lo regalo", "la tanga a 1eur, no vayais sin bragas".

Cierto es q con la adrenalina de estos días no te das cuenta del cambio q vas a afrontar... a eso me refería con la extraña sensación q vas a tener el último día. Serás consciente cuando llegues.

JavierL dijo...

Jaja, es una venta de lo más subrealista, tendrías que haberlo grabado en video para recordar todas las maniobras del chino :-D.
Ánimo y suerte con los últimos dias que te quedan en tan curioso lugar.
Un abrazo ;-)

Kiosuke dijo...

y yo que pensé que los chinos nacían sabiendo andar en bici...

Dos leches en bicicleta bien merecía esa rebaja de una libra, ¿no?

m0rt0n dijo...

Diego: jajaja, pues si, la verdad es que el rastro me espera como empleo alternativo al paro.

La adrenalina va muy rapida ahora mismo, estoy electrico!

Javi: con ganas me quede de grabarlo, de verdad... Gracias por los animos!

Kiosuke: yo tambien lo pensaba, pero creo que este es el chino que confirma la regla. Lo de la rebaja era el mal necesario, estoy seguro que ya no va a tener descendencia despues de las caidas sobre la barra.

Un abrazo!!