jueves, 19 de junio de 2008

Venezia

Hola a tod@s!
esta semana ha sido un poco de recuperación del finde que hemos pasado en Venezia. Cómo, Venezia? pues sí, pues sí, alguna ventaja tenía que tener Stansted a un tiro de piedra y Ryanair con unas cuantas líneas saliendo desde este aeropuerto...

El viaje comienza a las 3.30h de un sábado, con una ducha y una taza de leche con leche y drinking chocolate de Cadbury, la marca líder en UK. Nos ponemos en marcha, subimos al coche y con calma y la radio puesta, vamos hacia Stansted. Dejamos el coche en el párking de larga estancia y subimos al bus que nos lleva directamente a la terminal de salidas. El control de seguridad sin problema y la espera de una hora en las tienditas "tutifruti". En la cola de embarque ya todo el mundo se ha levantado... qué pesaos! cómo puede ser que la gente tenga tantas ganas de hacer cola a las 6 de la mañana! Vión, 2horas y pico de sueño, benvenutti a Venezia!! O bueno, a Treviso... a 30km de Venezia. Mis primeras palabras de italiano no me salen... ya habrá más ocasiones :-)

Llegamos a Venezia, llueve, bueno, jarrea bastante. Desde Piazzale Roma vemos el puente Calatrava y el primer canal, qué boniiiiitooo! Vamos sin el GPS, con un mapa que no marca todas las calles y ganas de llegar al hotel; lo que no sabíamos es que Venezia era un intrincado laberinto de callecitas pequeñas que cruzan una y otra vez sobre canales, edificios todos iguales con fachadas desconchadas de adobe... una ciudad con personalidad propia :-) Después de media hora jugando al laberinto, sin habernos perdido más que una o dos veces llegamos al hotel, muy chulo y decorado al estilo moderno. Dejamos las maletas y nos vamos a ver la ciudad.

Tiendas de Murano... tiendas de Murano por todas partes! todo lleno de cristal de Murano. Si no son tiendas de Murano, son máscaras de carnaval :-) a lo mejor tienen panaderías o carnicerías de cristal de Murano, no hay trazas de tiendas de cosas comestibles, salvo en el mercado del sábado por la mañana.

Aún llueve. Saludamos al gran canal, las góndolas, el vaporetto (o autobús/barco), al puente Rialto (con tiendas de Murano sobre él, obviamente)... tiene encanto la Venezia! Vamos a la plaza de San Marcos, la misma que se inunda con las mareas en invierno, con la Basílica de San Marcos, la campanilla, el café Florián, con música en directo, el puente de los suspiros... que me gustaría saber en qué se parece al de Cambridge... pero bueno. Visitamos por dentro la basílica y vemos las partes de pago detrás del altar y la subida al balcón de San Marcos, que no merecen la pena, la verdad. Ha dejado de llover!!! Volvemos al hotel, dando la vuelta correspondiente, porque no es nada difícil perderse :-) Nos secamos, echamos un bocado... y de vuelta a ver la ciudad!

Sale el sol. Vemos unas cuantas tienditas de Murano y nos dirigimos a ver la tienda de "El carpintero de Venecia", Livio de Marchi, que os invito a que veáis en internet si no lo conocéis. El único artista que ha tallado un Ferrari F50 en madera para ir por los canales de Venezia :-)

Nos dirigimos al sur, a ver la otra parte del gran canal; pero un señor con gorrito de paja y camiseta a rallas nos convence para montar en góndola (tras una dura negociación, eso sí). El paseo en góndola nos lleva por los canales más intrincados de Venezia, la casa de Mozart, los palacios y el hombrecillo nos pasa por puentecitos donde pensábamos que no pasaría la góndola. Después de la experiencia, la dolorosa y seguimos dejándonos perder por las calles de Venezia hasta llegar inexplicablemente a la Plazale Roma de nuevo. La cena, a los pies del puente Rialto... y el día se acaba por sí solo cuando nos tumbamos en la cama, donde caemos derrotados por el día.

El segundo día amanece con el servicio de habitaciones trayéndonos el desayuno a la habitación, bien surtido, por cierto. Día soleado. Hoy cogemos el vaporetto y nos vamos por el Gran Canal hasta San Marcos, de ahí, otro vaporetto hasta Murano donde vemos cómo hacen el famoso cristal. La islita de Murano está llena de tiendas de Idem y de esculturas de cristal de Idem. Entre todas las tiendas, encontramos una pizzería donde paramos a repostar. Ya el día tiene sus horas contadas. Volvemos con el Vaporetto y paramos en una parada a ver un parquecillo (de los dos que hay, el otro) y el monumento a Garibaldi. Pasamos por el museo de la Marina y volvemos a coger el Vaporetto de San Marcos a Rialto, cogemos las maletas del hotel y de ahí vaporetto hasta la Piazzale Roma.
Bus, sala de espera, avión y unas azafatas españolas cantando la canción de Ryanair se despiden de nosotros, y con ello, el viaje de Venezia. Una cola interminable en Stansted en el control de pasaporte y luego, con cuidadito con el coche a casa...

Y más o menos, eso ha sido todo! Dejo pendiente colgar algunas fotos!... pero eso, ya para mañana!

Un abrazo, gente!

4 comentarios:

JavierL dijo...

Que suerte!! Me habeis puesto los dientes largos con ese pedazo viaje a Venecia, jeje. Ya me extrañaba que tardabas mucho en poner un nuevo post en el blog... estabas reventado del viaje!!!
Seguro que te quedaste con ganas de navegar tu mismo una góndola como en Cambridge, eh?
Un abrazo!!

m0rt0n dijo...

Jejejeje!, es lo primero que me preguntaron por aqui, si habia remado yo y si me habia caido al agua... pero no, en este caso son varias empresas que se reparten la ciudad por canales y les tienes que pagar para que te lleven.

Este finde de descanso... que nos lo merecemos! A ver si pongo las fotos...

Un abrazo!

Kiosuke dijo...

Querido tío Matt, digo m0rt0n, me alegra ver que sigues manteniendo ese espíritu viajero que te caracteriza.

A ver si empiezo a viajar yo un poquito que ya me empieza a tocar.

Por cierto, ¿cuándo te toca volverte por la tierra de los toros y el flamenco?

m0rt0n dijo...

Dear uncle kiosuke, thanks for your comment, once more it's always welcomed!
Villanubla has your nearest chance to travel, I just can encourage you to come to the UK!
Kind regards,
Matt (meant... m0rt0n)